Páginas vistas en total

CRÍTICA: RISE OF CHAOS - ACCEPT


THE RISE OF CHAOS -  ACCEPT
Valoración: 8

Nueva aventura en estudio de los germanos Accept. He leído algunas críticas del disco y eran bastante negativas, pero vayamos.por partes.
El álbum se titula "The Rise of chaos" y lo ilustra una portada efectista y acordé con la temática que reproduce el título del trabajo.
El disco ha sido producido por Andy Sneap, habitual en los últimos tiempos de la banda, que ha conseguido un sonido excepcional y acorde al.sonido.que se espera de Accept.
En cuanto a la calidad del trabajo, pues hombre, quizás no esté a la altura de "Blood of the nations" o "Stalingrad", pero no les anda muy a la zaga. Quizás se le pueda achacar que sea un poco más simple en planteamiento y vaya más al grano, pero no sé yo si esto es un defecto y, si no, que se lo pregunten a Angus Young.
Yo ya me doy con un canto en los dientes por poder disfrutar de Accept tan asiduamente como en sus años dorados. ¿Qué no va a haber otro "Restless and wild"?, eso ya lo sabemos todos, pero que alguien me diga si esperaba algo de ellos antes de "Blood of the nations".
Y sí, yo también hecho de menos a Udo, por supuesto, pero Mark Tornillo hace un trabajo impecable con su voz y ha preservado la esencia de lo que eran, son y serán Accept, ¿le parece poco a alguien? A mí no, desde luego.
En cuanto al material propiamente dicho, predominan los temas rápidos por encima de los temas densos. "Carry the Weight" podría ser el "Wrong is Wright" del disco. "Die by the sword" es uno de los higlights con un ritmo machacón marca de la casa y unos coros y estribillo excepcionales. Impresionantes punteos al comienzo de "Koolaid" con la voz de Tornillo a gran nivel en un tema a mitad de camino entre "Metal heart" y "Balls to the wall". La batería y las guitarras afiladas nos conducen a través de "Race to extinction". "Rise of chaos", con un estribillo matador, y "What's done is done" mantienen un nivel alto igualmente.
Otras canciones como "Hole in the Head" o "No regrets", sin ser tan brillantes tampoco decepcionan.
Ni que decir tiene que el trabajo instrumental de Hoffman, Baltes y compañía está por.encima del bien y del mal, demostrando que quien tuvo retuvo. Gran disco para una banda incombustible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario