Páginas vistas en total

CRÍTICAS DE DISCOS



DIARY OF A SOUL FIEND – SAINT JUDE
Valoración: 8


Bueno, bueno, parece que el buen rock vuelve a las islas británicas. Si el mes pasado dábamos cuenta del disco de The Treatment y ahora (en realidad salió en 2010) tenemos entre manos el disco de Saint Jude.

Lo primero que asalta a tu oído es la voz de Lynne Jackaman, unas veces emulando a Chris Robinson, versión femenina y otras dando rienda suelta a su segura pasión por la música soul.

El disco en sí mismo es una delicatessen en el que se entremezclan temazos soul como Angel con bombas de relojería como la que abre el álbum, Soul on fire o Little queen.
Saint Jude se podrían comparar a unos Black Crowes con un sonido más pulido pero con la actitud de éstos en sus dos primeros Lp´s.

A veces, también recuerdan en el sonido a Los Faces de Rod Stewart.
Destacar también el extraordinario trabajo a la guitarra de Adam Green.

En definitiva, grandiosas influencias para uno de los discos más recomendables de los últimos tiempos.
No en vano Ronny Wood y Jimmy Page han caído rendidos a sus pies.



-----------------------------------------------------------------------------------------------


THIS MIGHT HURT – THE TREATMENT
Valoración: 8,5


Desde las islas nos llega el disco de The Treatment, formado por el batería Dhani Mansworth, hijo del ex componente de More y Airrace Laurence Mansworth, que actúa como manager y como productor del grupo.
Lo primero que se te ocurre al ver una foto de estos chicos es que son muy jóvenes para ofrecer algo realmente bueno.

Pues bien, quitaos ese prejuicio de encima. El disco que estamos tratando lo tiene todo para triunfar (o, al menos, lo tendría en un planeta en el que el rock fuese un poco valorado).
Se trata de un álbum eminentemente de guitarras contundentes que destilan aires de los grupos que todos podemos tener en mente de los años 70.

Evidentemente, este sonido ha sido pasado por la batidora de un estudio en condiciones y el disco suena muy actual, pero la esencia del mismo creo que hay que buscarla en grupos como Aerosmith (versión 70´s) o similares.

A esto contribuye sobre manera la gran voz de Matt, el cantante, con un registro vocal a medio camino entre un joven Steven Tyler y un Chris Robinson en sus dos primeros discos.

El disco comienza con un trallazo hard rockero titulado Departed que nos da idea que lo que nos vamos a encontrar dentro del álbum no tiene nada que ver con las baladas.

The Doctor es un gran tema con una parte central anterior al estribillo adictiva.
I want love es el perfecto tema para editar en single debido a que su estribillo es de lo más comercial del disco.

Just tell me why es el primer tema que escuché del grupo y por el que me enganché con su música. Increíble medio tiempo e impresionante trabajo vocal.
Winter Sun acerca al grupo a su lado más americano.

Shake the mountain es un vendaval rockero imparable.
En the last place on earth se hace evidente que el trabajo de guitarras es increíble y el de la sección rítmica no se queda atrás ni mucho menos. Temazo.

En definitiva, un disco completo que nos trae lo mejor del rock que se hizo otrora en las islas británicas.
Una gozada.

-----------------------------------------------------------------------------------


DIRTY´N´YOUNG – HARDBONE
Valoración: 7,5


Hardbone es una banda de Alemania, concretamente de Hamburgo. La portada ya nos da una idea de lo que vamos a encontrar en su interior.
Aquí no hay sitio para florituras ni para baladas románticas.
Lo de Hardbone es el hard rock directo, sin grandes desarrollos instrumentales, lo cual, en ocasiones se agradece.
En un primer momento se les puede emparentar con toda la galería de grupos que tienen como único referente a AC/DC, y, aunque es evidente que la sombra de los de Australia es muy alargada, Hardbone es algo más que un clon.
La voz de su cantante es tan cazallera como la de su colega de profesión de Broken Teeth.
Pero si por algo destaca este disco, es porque es un disco de guitarras sucias y rockeras que suenan mucho a una mezcla entre el clasicismo del rock 70 y la contundencia del hard rock 80.
En cuanto a temas, es difícil destacar uno por encima de otro, todos tiene su aquel y guardan una unidad estilística definida
Es gratificante saber que en Alemania no sólo se cultiva el Power Metal.